HPL

¿Qué es el HPL?

Son las siglas de laminado alta presión, un material decorativo usado para el acabado de muebles de cocina y de baño así como para puertas y superficies de trabajo en ambientes diversos. Dadas sus características, es una de las opciones preferidas por los profesionales del sector gracias a sus excelentes resultados, a su durabilidad y a su adaptabilidad. Dependiendo de la opción elegida, es posible escoger su maleabilidad por lo que cada trabajo que lleve a cabo estará siempre a la altura de las circunstancias.

Diferencias entre el HPL, CPL y CHPL

El HPL (high pressure laminate, laminados decorativos a alta presión) se consigue gracias a la laminación a alta presión. En la fabricación del CPL (custom pressure laminate, laminado a presión continua) se trabaja a una presión más baja por lo que sus propiedades y su forma de instalación varían sensiblemente. Resulta más débil que el HPL debido a que el sellado entre las distintas capas es menos homogéneo. Sin embargo, es más fácil conseguir un acabado de imitación a madera mucho más realista.

El CHPL (custom high pressure laminate, laminado a alta presión continua) es más resistente a la intemperie por lo que se ha convertido en un material muy usado para puertas de exterior, mobiliario y similares.

Los expertos siguen aconsejando el HPL por ser una especie de híbrido perfecto entre las otras variantes. Solo así es posible conseguir los mejores resultados tanto desde el punto de vista estético como funcional. Además, como sabemos en ALPOSA gracias a nuestra experiencia en el sector, es el más adecuado al presentar un perfecto equilibrio entre precio y calidad.

Diferencias entre el laminado HPL y la melanina

El laminado de alta presión HPL tiene una serie de propiedades elementales que lo convierten en el mejor aliado de cualquier tipo de mueble, puerta o superficie. Es importante reseñar que este laminado se adhiere primero a varias hojas de papel kraft tratadas con resina fenólica. Posteriormente, se pega a un material más resistente, como el MDF, para conseguir un óptimo resultado.

La melanina también está formada de varias láminas que se compactan a alta presión, pero sin adherirlas al papel kraft ya que se fusiona directamente al MDF o al tablero de partículas. Es más barata que el material anterior y ofrece una interesante resistencia al uso continuado.

¿Qué es la formica? Diferencias entre la melanina y la formica

Como acabamos de indicar, la melanina está formada por varias capas de papel prensado a baja presión y de resina. La formica está compuesta de diversas capas de estratificados o DM que se prensan a alta presión por lo que su resistencia es bastante mayor. No en vano, este material sigue de total actualidad gracias a su enorme rendimiento.

Características de la formica

Para identificar este material es importante tener en cuenta que:

· Está disponible en más colores que la melanina.
· La formica tiene un tacto más suave.
· Soporta mejor la humedad y el uso continuado.
· Se adapta mucho mejor al calor de la cocina sin presentar alteraciones o irregularidades.

La formica cocina es uno de los productos más utilizados en el sector de los muebles de cocina gracias a su adaptabilidad a todo tipo de usos y a su fácil limpieza.

¿Cómo saber el nivel de calidad del HPL?

El nivel de calidad del HPL laminado alta presión lo marca el propio uso. Si se resiente fácilmente con el calor, con los productos químicos utilizados para limpiar la cocina o si se muestra sensible a la luz presentando manchas e irregularidades, ese HPL es de baja calidad. El nivel de calidad está recogido en la norma UNE-EN 438.

Composición del HPL

El laminado alta presión HTL está compuesto de papel (al 60/70 %) y de resinas termoestables (al 30/40 %). En este último material existen dos grandes grupos: las resinas fenólicas (para la cara interna del papel) y las melamínicas (parte externa).

¿Cómo se produce el HPL?

El HPL se consigue con la unión de papel kraft, o fibras de madera, tratado con resinas termoestables. Posteriormente, se cubre con hojas de celulosa y se sella todo a alta presión (unos 80 kilogramos por centímetro cuadrado) y a unos 150º. La transformación química que sufren los componentes arriba indicados es irreversible y da como resultado un material de enorme resistencia.

Propiedades del HPL

Entre las propiedades más destacadas de este material podríamos citar las siguientes:

· Resistencia a arañazos e impactos.
· Resistencia a la infiltración (humedad).

Al contrario que sucede con otros materiales, el HPL de alta calidad soporta la limpieza diaria sin problemas.

· Propiedades higiénicas.
· Estabilidad a la luz
· Resistencia a las manchas
· Antiestático
· Facilidad de limpieza,
· Posibilidad de asumir el aspecto estético deseado
· Relación calidad-precio
· Sostenibilidad

Resistencia a la temperatura del HPL

Incluso a la intemperie, el HPL no pierde color y tampoco su firmeza. Soporta muy bien altas y bajas temperaturas dado su resistente núcleo. Técnicamente hablando, el HPL soporta 180º sin sufrir alteraciones en su superficie siempre que esta exposición sea puntual y no continuada. Resulta indispensable no usar ollas o sartenes provenientes del fuego sobre el HPL ya que esta aplicación produce alteraciones en los acabados, burbujas superficiales y un tono amarillento.

Certificaciones, Normas ISO del Laminado de Alta Presión y reglamento CE

El HPL, al ser un laminado con un grosor superior a los dos milímetros, está obligado a cumplir con el reglamento de marcas de la CE. Además, existen dos normas específicas que no son de obligado cumplimiento, pero que si se consiguen el cliente podrá certificar que está adquiriendo el mejor HPL posible.

Qué es el HPL antibacterias

Aunque el HPL, dada su composición y su forma de fabricación, impide la proliferación de bacterias, existe un HPL antibacterias que incluye iones de plata para conseguir que las bacterias no puedan instalarse en este material. Sus resultados son incontestables, se consigue eliminar las bacterias en un 99 % de ocasiones.

Tanto en aplicaciones horizontales (muebles y encimeras) como en las verticales (puertas) ofrece una interesante impermeabilidad y una sencilla limpieza. El uso de HPL en establecimientos comerciales se está convirtiendo en una tendencia más que recomendable dadas sus características de resistencia y durabilidad. Si necesita HPL con tratamiento especial antibacterias solo tiene que llamar a ALPOSA para que le comentemos nuestra oferta.

Diferencia entre reacción al fuego y reacción al fuego del HPL

La normativa vigente distingue dos maneras de controlar la reacción al fuego de un material determinado: analizar el material en solitario y analizarlo cuando ya está incorporado a otro soporte. El HPL es controlado de la segunda forma consiguiendo sorprender por su enorme capacidad ignífuga.

Este tipo de pruebas está regulado por el Reglamento europeo de Productos para Construcción (CPR). Para obtener la marca CE, el productor ha de cumplir con los requisitos de esta normativa. Debemos aclarar que aunque estamos en la CE y hay unos requisitos mínimos para poder certificar la adaptabilidad al fuego de este tipo de laminado, cada país es libre para aumentar los requisitos específicos para la instalación de este tipo de paneles.

Por lo general, se trata de marcas facultativas que si bien no impiden la entrada de este tipo de producto procedente de otro país europeo, sí obligan al fabricante a amoldarse a los requisitos impuestos. En España, por ejemplo, son el Ministerio del Interior y el cuerpo de Bomberos los que redactan el tipo de compuestos que debe llevar un panel de HPL para ser considerado ignífugo.

En el Reino Unido, se utiliza la normativa UK Building Regulation que estipula todos los detalles de cada panel que va a usarse en el revestimiento de un edificio. En Estados Unidos, se utiliza el ASTM E 84 (tunnel test) para certificar la inflamabilidad del HPL.

En ALPOSA cumplimos estrictamente con la normativa e incluso nos amoldamos a cualquier tipo de mercado local si es que va a hacernos un pedido desde otro país europeo.

Resistencia al fuego del HPL y mejoras en su resistencia

El HPL de ALPOSA con tratamiento para retardar el fuego es capaz de alcanzar el nivel Euroclase B mientras otros materiales solo consiguen el Euroclase D. Es importante mencionar que, en general, los laminados no son especialmente inflamables. Si, además, se usa un producto específico para convertirlos en ignífugos se puede deducir que resulta casi imposible que el quemado del HPL contribuya a la expansión de cualquier tipo de incendio que se produzca en el mueble en el que está instalado.

Es el caso del conocido como HPL flame retardant para cuya fabricación se utilizan aditivos sin halógenos. El producto se usa en el sector del transporte y de la construcción dada su alta calidad y su justo precio. Contacte con ALPOSA para conocer mejor este artículo.

Resistencia al impacto del HPL

Al ser un material que se usa para darles un acabado distinto a todo tipo de muebles, esta característica es de las más positivas. La unión de distintas capas de celulosa con la resina y el sellado a alta presión arrojan como consecuencia un material de enorme resistencia al impacto.

Resistencia a los arañazos del HPL

El uso de resinas en el acabado del material es perfecto para evitar que cualquier arañazo afecte a su capa exterior. De hecho, mantiene su brillo durante más tiempo. A destacar, los acabados imitación de la madera que permiten tener un mueble estéticamente más atractivo, pero con la efectividad del HPL.

Resistencia a la humedad del HPL

Dada su estructura interna, este material impide el paso del agua a su interior por lo que resulta idóneo para cualquier tipo de uso. El agua de la lluvia o la humedad provocada por su limpieza no terminará nunca afectando a su núcleo permitiendo así alargar su vida útil y su durabilidad.

Certificaciones, Normas ISO del Laminado de Alta Presión y reglamento CE

El HPL, al ser un laminado con un grosor superior a los dos milímetros, está obligado a cumplir con el reglamento de marcas de la CE. Además, existen dos normas específicas que no son de obligado cumplimiento, pero que si se consiguen el cliente podrá certificar que está adquiriendo el mejor HPL posible:

· UNE-EN 438 Es la más completa ya que incluye las variantes de laminados más actualizadas tanto en lo estético como en lo técnico. Consta de 9 partes distintas siendo la séptima la que se encarga de estipular los requisitos del Reglamento de la Comisión Europea sobre los productos para construcción M/121 (acabados internos y externos de paredes y techos) y M/113 (paneles con base de madera). Además, la norma se aplica sobre distintos tipos de laminados e incluso especifica cuáles son los campos de aplicación de cada uno de ellos haciendo especial hincapié en las prestaciones y en los métodos de prueba utilizados. Además, clasifica el HPL en los siguientes epígrafes: Estándar (S); postformable (P); adaptado a aplicaciones horizontales (H) o verticales (V); resistente al fuego (F); compacto (C) o para exteriores (E), superficies nacaradas (A), superficies metálicas (M), superficies de madera (W), estratos internos coloreados (B) y reforzados con metal. Cada uno de ellos tiene distinta resistencia al uso continuado.

· ISO 4586 Sin duda alguna, es un sello de calidad que garantiza la resistencia y la durabilidad de este material tal y como veremos en el siguiente apartado.

Normativa internacional del HPL

La norma ISO 4586 (revisión de 2004) se divide en dos partes:

· La primera se ocupa de las especificaciones técnicas del producto.
· La segunda es la encargada de estipular los distintos métodos de prueba.

Es importante recordar que esta norma quizá no sea la más actualizada. Los productores se acogen a la UNE-EN438 por resultar más fiable y exhaustiva. Recordamos que cada país tiene una normativa distinta que añade requisitos diversos a los de la ISO 4586. La conclusión es que una lámina de HPL certificada por las autoridades competentes se convierte en un producto que ha pasado por diversos filtros y controles de calidad lo que repercute, directamente, en su eficacia y en su larga vida útil.

¿El acabado o diseño puede añadir o restar propiedades al producto terminado?

Sí ya que lo más estético no siempre es lo más duradero. Si se escoge, por ejemplo, un acabado pulido es más lógico que sea más sensible a los arañazos que uno sin brillo. Para evitar problemas, lo más adecuado es leer la hoja informativa del producto detalladamente así como todos sus componentes.

Si tiene alguna duda, contacte con ALPOSA para que le resolvamos cualquier tipo de pregunta que pueda tener. Tenga en cuenta que también ofrecemos la posibilidad de personalizar sus laminados con el logotipo de su negocio si así lo desea. Nos amoldamos a sus necesidades, pero siempre intentando asesorarle sobre cuál es la mejor opción para el uso que piensa darle a sus tableros de HPL.

Los formaldehidos en el HPL

En no pocas ocasiones, la liberación de formaldehidos (aldehídos de olor penetrante procedentes de la deshidrogenización del alcohol metílico usados en la fabricación de derivados del plástico) se ha considerado siempre como uno de los grandes inconvenientes de este material. Su liberación alcanza los 0,03 ppm. (siguiendo el método de la cámara EN 717-1) y los 0,4 mg/m2 con el método de detección de gas EN 717-2.

Los límites impuestos por la CE son mucho más altos. Además, hay que subrayar que su capacidad para evitar la entrada de humedad y su adhesión a otra superficie son factores que ayudan a bajar la cantidad de formaldehidos emitidos ya que el material se convierte en un bloque hermético.

Debemos dejar claro que el HPL no es un producto químico sino un material plástico que al estar compuesto de distintos materiales deja de tener las características de la materia prima que se usa para su elaboración. La alta presión termina alterando la naturaleza de elementos como la resina o el papel kraft convirtiéndolos en un producto mucho más sostenible y menos tóxico.

Vida media del HPL

Depende de cómo se utilice, pero este material mantiene su eficacia durante varias décadas. Teniendo en cuenta que el HPL es ecológico y sostenible, adquirirlo supone reducir la emisión de residuos y vivir en un mundo más limpio y menos contaminado.

La duración estimada supera con facilidad los 20 años. Su presencia en taquillas de vestuarios, muebles de baño y de cocina, puertas, forrado de barcos y similares no deja de ser sintomática. Siguiendo los consejos aquí expuestos resulta mucho más sencillo alargar su durabilidad y mantener sus características principales como el primer día.

Limpieza del HPL

El HPL se puede limpiar fácilmente con cualquier tipo de producto de limpieza pensado para muebles de cocina. El único denominador común que han de tener los productos a utilizar es que no contengan abrasivos, alcalinos o ácidos. Tampoco son recomendables los productos blanqueantes o clorados. Se recomienda proceder de la siguiente forma:

· Limpiar con detergente la superficie.
· Enjuagar muy bien. · Secar con un paño limpio.

Si el HPL instalado tiene una superficie pulida o de brillo no es necesario usar detergentes que contengan cera. Este componente promueve que el polvo y la suciedad se queden adheridos con mayor facilidad afectando, de forma definitiva, a la salubridad de su uso.

Parece increíble que un material tan moderno se pueda limpiar de una manera tan sencilla y sin necesitar productos específicos. Solo así es posible lograr mantener su color original y su peculiar brillo a lo largo de muchos años.

Aplicaciones recomendadas para las que el HPL resulta muy higiénico

Su núcleo interno evita la humedad. Si está tratado especifícamente también logra impedir la aparición de bacterias. Su aplicación es perfecta para cocinas y cuartos de baño. De hecho, incluso se ha comenzado a utilizar en los quirófanos dadas sus características arriba mencionadas.

Cada vez es más sencillo encontrarlo en mostradores de comercios, zonas residenciales, casas particulares y todo tipo de ámbitos. Que el sector de la construcción haya apostado por el HPL para decorar zonas de desgaste continuado no deja de ser el mejor síntoma de que el material es tan higiénico como adecuado para todo tipo de usos.

Elementos que determinan especificaciones técnicas del producto

Las especificaciones técnicas de este producto se garantizan gracias a los siguientes elementos:

· El tipo de elemento decorativo utilizado para su acabado.
· El espesor del HPL.
· El acabado escogido.
· Tipo de HPL (Estándar (S); postformable (P); adaptado a aplicaciones horizontales (H) o verticales (V); resistente al fuego (F); compacto (C) o para exteriores (E), superficies nacaradas (A), superficies metálicas (M), superficies de madera (W), estratos internos coloreados (B) y reforzados con metal).
· El formato de la placa.
· La resistencia al fuego (estándar o con sustancia ignífuga)
· Tipo de sector en el que se aplica (construcción, sector naval, transportes, sector del mueble, etcétera).
· Lugar de aplicación. Dependerá de si se va a instalar en un lugar seco o propenso a la humedad.
· Tipo de soporte y de compensador utilizados para la unión de los materiales.
· Tipo de fijación y de unión a otro soporte.

Si quiere recibir un informe técnico del HPL que desea pedir contacte con ALPOSA. Le enviaremos esta información sin compromiso para que tenga toda la información necesaria antes de tomar una decisión final.

¿Se puede pedir un Laminado HPL por su Ral, Pantone o NCS?

El RAL (Reichsausschuß für Lieferbedingungen und Gütesicherung) es un código de 213 colores usado en la industria. El Pantone Matching System es un sistema creado para la comparación del color en las artes gráficas. El NCS es el Natural Colour System y consta de 1950 tipos de colores.

El uso de estos códigos es arbitrario por lo que se recomienda consultar los detalles de cada tipo de HPL visualmente para mayor seguridad. Contactando con el servicio de atención al cliente de ALPOSA le será más sencillo encontrar el color que necesita así como conocer el tipo de código de color que utilizamos en nuestro catálogo. Recuerde que la elección del tono exacto puede convertir su instalación en un éxito.

¿Está disponible cualquier acabado en cualquier diseño?

No. Seleccionando el decorativo en nuestro motor de búsqueda obtendrá cuáles son los acabados disponibles para ese diseño. Si prefiere personalizar su pedido solo tiene que contactar con ALPOSA para que le asesoremos y para que nos cuente el tipo de personalización que necesita.

¿Es recomendable fiarse del color de la muestra o del catálogo para solicitar un pedido?

El color del catálogo es bastante orientativo, pero no hay que obviar cómo se fabrica el HPL. En ocasiones, la reproducción de los distintos motivos decorativos presentan cambios cromáticos debido a la impresión de los mismos. Además, si bien intentamos que las imágenes de nuestra página web reproduzcan fielmente el color de cada muestra hay otros factores como la tecnología utilizada, la gráfica e incluso los ajustes de color del monitor del usuario que podrían ofrecer una imagen errónea. Se deduce de lo anterior que las imágenes utilizadas son orientativas y que resulta más adecuado solicitar una muestra de color para conocer el resultado final. Consulte con el eficiente servicio de atención al cliente de ALPOSA para recibir la muestra en formato A4 en el menor tiempo posible (dependiendo del destino).

¿Es posible realizar un acabado personalizado de formica o hpl?

Dependerá del tipo de acabado escogido. En el motor de búsqueda de esta web aparece cada modelo con el material de soporte especificado. Es decir, no todos los acabados admiten formica o HPL. Contacte con el servicio de atención al cliente de ALPOSA para cualquier duda que tenga a este respecto. Haremos todo lo posible para que adquiera el producto que mejor se adecue a sus necesidades.

¿Se puede utilizar el HPL para un ambiente húmedo?

Dependerá del tipo de soporte utilizado y del preacondicionamiento de los materiales. En caso de tener la intención de instalar HPL en un ambiente húmedo hay que tener en cuenta los siguientes factores:

· Cada tablero de HPL debe ser totalmente simétrico.
· El nivel de humedad ha de ser el mismo en las dos caras.
· Hay que tratar el producto con adhesivos específicos y prestándoles especial atención a las juntas de dilatación así como a las perforaciones que han de ser más anchas de lo normal para permitir la entrada de los tornillos.

Si tiene pensado usar HPL en los vestuarios de su piscina o balneario no lo dude. El papel kraft de su composición se caracteriza por absorber la humedad fácilmente. Los exteriores de su instalación pueden quedar mejor protegidos usando paneles de HPL.

Además, también puede usarse para las taquillas de los vestuarios al ser un material que no tiene poros y que termina convirtiéndose en una lámina decorativa totalmente lisa lo que facilita su limpieza. En ALPOSA ofrecemos la oportunidad de adquirir taquillas fenólicas a base de HPL para centros como los arriba mencionados. Consúltenos, estaremos encantados de atenderle.

¿Todos los acabados decorativos son aconsejables para todas las aplicaciones en laminado de alta presión?

No y el motivo es fácil de entender. Dependerá del uso que se le vaya a dar al laminado. Por ejemplo, si lo que desea es una encimera para su cocina, no parece tener demasiado sentido escoger un acabado decorativo recargado que sí encajaría mejor en un mueble de exterior por poner un ejemplo.

Es decir, resulta imprescindible especificar dónde va a usar el HPL para escoger en consecuencia el acabado. Si lo va a utilizar en la puerta de un vestuario podrá escoger la decoración que prefiera al gusto. Si lo va a usar en una cocina resulta más efectivo apostar por un diseño en tonos claros y lo más simple posible. No olvide que en este último caso también tienen su importancia los tratamientos ignífugos y contra la abrasión que pueden terminar afectando al tono del material escogido.

Además, hay que buscar el lado práctico de la instalación de este tipo de laminado. Si se trata de una superficie lisa de uso constante ¿no resulta más práctico evitar los relieves consiguiendo así retrasar la aparición de la suciedad? El HPL estratificado es un material que se amolda a todo tipo de usos por lo
que se recomienda determinar primero cómo se le va a sacar partido y posteriormente el tipo de decoración que llevará.

Para panelación ¿Se puede aplicar el laminado directamente sobre las paredes sin tratar previamente?

Si se trata de una pared viva, enyesada o pintada no es recomendable por los siguientes motivos:

· La irregularidad de la superficie. Una pared nunca es totalmente recta, pero los paneles sí lo son. Los ajustes necesarios para amoldar el HPL a la pared pueden afectar directamente a su estructura interna provocando así una merma de su resistencia y durabilidad.
· La humedad del muro. Cualquier tipo de muro tiene una cantidad de humedad en su interior que termina afectando a su superficie. Intentar colocar sobre una superficie húmeda un panel que ha de fijarse con un adhesivo se nos antoja una empresa harto complicada que incide, una vez más, en la inmediata pérdida de resistencia y de durabilidad del HPL.
· Aplicar a mano el adhesivo. En estos casos, lo habitual es usar una brocha para aplicar el adhesivo en el muro y luego colocar los paneles. Este tipo de productos no ofrecen los mejores resultados por lo que tras cierto tiempo se pueden sufrir desprendimientos del laminado y una sensible pérdida de efectividad de este material.
· Los movimientos dimensionales del HPL. No podemos olvidar nunca que este revestimiento está hecho de un material flexible que se endurece con resina, pero que sigue estando «vivo». Tras su instalación, el material se va amoldando progresivamente al muro. En caso de tratarse de una superficie sin tratar, no tardarán en aparecer fisuras y tensiones que incluso podrían llegar a combar el laminado de forma irremediable e irreversible.

Para evitar que se deslice el HPL, se suele proceder al aislamiento de los paneles de cualquier ambiente húmedo. Su correcta aplicación ha de realizarse siempre sobre un soporte que luego se fijará en el muro correspondiente. De lo contrario, solo se consigue perder tiempo y dinero.

Canteado ¿Qué alternativas existen para cantear un tablero?

Se entiende por cantear la acción que labra los cantos de una tabla. En el caso del HPL hay una serie de alternativas específicas que ayudan a conseguir modificar el tablero sin afectar a sus características:

· Se recomienda el uso de HPL postformable por su maleabilidad. Así, podrá curvarlo dependiendo del tipo de trabajo que vaya a realizar.
· Es posible encolar sobre el canto una tira del mismo HPL que cubre el tablero. El acabado será más bonito desde el punto de vista estético y no afectará a la durabilidad de este material.
· Si se prefiere, es posible escoger un canto de PVC y encolarlo sobre el canto del tablero. Así, se refuerza la resistencia del laminado muy fácilmente.
· Una simple tira de madera sobre el canto del tablero también es una práctica solución para conseguir un gran resultado.
· Hay HPL en el mercado que incluyen ya un núcleo coloreado por lo que no es necesario el uso de cantos.

Una vez más, le aconsejamos contactar con nuestro servicio de atención al cliente para que resolvamos cualquier duda. Recuerde que la opción del HPL con núcleo coloreado puede evitarle trabajar en balde así como resultados que no estén a la altura de lo esperado.

¿Qué hay que hacer para que dos paneles HPL encolados no se despeguen?

No podemos negar que las variaciones dimensionales son un factor a tener muy en cuenta a la hora de encolar dos paneles de HPL. Se aconseja seguir los siguientes pasos para evitar que los paneles no se despeguen:

· Colocar, en la parte trasera del soporte, una lámina que sea lo más parecida posible (mismo grosor, mismo productor y con el corte hacia el mismo sentido) a la que se aplica en la parte delantera.
· Preacondicionar el soporte, el laminado y el compensador para garantizar que el trabajo sea mucho más efectivo.

El encolado de los paneles de HPL no deja de ser una de las claves de su éxito. Llevando a cabo este trabajo de forma minuciosa es más sencillo lograr un resultado mucho más efectivo y duradero. Preste especial atención a los consejos arriba indicados para evitar problemas durante la instalación del HPL. Si presta a este proceso la atención debida conseguirá a cambio un material de alta durabilidad y resistencia. Déjese asesorar por ALPOSA si quiere recibir algún tipo de consejo sobre la instalación de HPL en su casa o negocio.

¿Los laminados metálicos permiten el mismo trato que el resto?

Depende de la pericia del instalador. En principio, se puede utilizar el mismo equipamiento que para los laminados «normales». Eso sí, para conseguir un mejor ajuste a todo tipo de superficies se hace indispensable escoger el tipo postformable que permite curvar y modelar cada laminado dependiendo de sus necesidades. Para recibir una información más completa sobre este producto, así como la documentación técnica pertinente, contacte con el agradable servicio de atención al cliente de ALPOSA que responderá amablemente a todas las dudas que pueda tener al respecto.

¿Qué es más recomendable, contrachapado, aglomerado o mdf?

El contrachapado está formado de diversas láminas cuyas fibras quedan entrecruzadas. El aglomerado está compuesto de fragmentos de madera aglutinados con un producto químico. El MDF (Medium Density Fibreboard) es un tablero de fibra densidad media que contiene fibras de madera en un 85 %. Es mucho más denso que el contrachapado y el aglomerado, repele el agua y retrasa la aparición de bacterias y de moho.

Parece evidente, leyendo la información anterior, que el MDF es la mejor opción para conseguir aumentar, sensiblemente, las cualidades del HPL. La unión de sendos elementos se nos antoja como la más resistente y adecuada para todo tipo de ámbitos.

¿Se puede curvar o doblar el laminado?

Este tipo de laminado se amolda con facilidad a cualquier superficie. Entendemos que hay casos en los que resulta indispensable trazar una curva durante su aplicación. Si este es su caso, escoja la opción «postformado» tanto en HGP como en VGP (formica). Solo así logrará conservar todas las propiedades del HPL e incluso poder doblarlo, tras aplicarle calor, para conseguir formas de todo tipo como las cóncavas o las convexas.

Solicite la documentación técnica más detallada de este material al servicio de atención al cliente. En el menor tiempo posible recibirá nuestra respuesta y podrá conocer mejor las peculiaridades de este tipo de material.

¿Cómo es conveniente transportar y almacenar el laminado?

Para almacenar el laminado se deberían seguir los siguientes pasos. ·

-Recomendaciones

· Colocarlo siempre en estantes planos y horizontales.
· Crear paquetes de dos láminas.
· Disponerlo siempre con el lado decorativo hacia el interior.
· Protegerlo del polvo correctamente.
· Si tiene poco grosor, es indispensable eliminar cualquier tipo de presión que pueda alterar su superficie.
· En el caso de no poder almacenarlo de forma horizontal, es posible apilarlo de forma vertical, pero con una inclinación de entre 60º y 70º sobre un soporte que tenga el mismo ancho que las láminas evitando así que se curven.

– Consejos para el transporte

El transporte del laminado ha de llevarse a cabo bajo estas premisas:

· La manipulación ha de hacerse siempre con extremo cuidado. Hay que mantenerlo siempre en horizontal y usar palés que cubran toda su superficie garantizando así su estabilidad.
· Si se van a transportar hojas individuales demasiado finas, es posible doblarlas ligeramente colocando la parte decorativa hacia el interior. Lo idóneo es formar un cilindro con unos 60 centímetros de diámetro.

Volvemos a recordar que este material tiene una dureza extrema una vez instalado, pero que para conseguir este resultado es indispensable su correcto almacenamiento y transporte. En caso contrario, los resultados pueden no ser los esperados.

¿Es necesario que existan condiciones especiales de temperatura y humedad?

Sí. Este tipo de laminado ha de conservarse en un almacén cerrado y con las siguientes condiciones ambientales:

· Temperatura: entre 10º y 36º.

· Nivel de humedad: entre el 60 y el 65 %

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies